Untitled

Tamaños de Captador

La Pura y Dura Realidad



Muestra de CCD's Fuji de distintos tamaños/Foto: Valentin Sama

Muestra de CCD's Fuji
© Valentin Sama

Actualizado a 07/01/2005


Una gran parte de los fabricantes de cámaras digitales a la hora de indicar el tamaño de captador empleado en el modelo en cuestión suele emplear un lenguaje críptico, expresando el tamaño en fracciones de pulgada ("). Si partimos de la base de que una pulgada equivale a 2,54 cm, y hechas las oportunas averiguaciones, pronto comprobaremos que el tamaño indicado no se corresponde con la realidad.
Ello se debe, al parecer, a que se sigue una norma industrial obsoleta, y tengo mis sospechas de que dicho confusionismo tiene su "pelín" de intencionalidad: cuanto menos sospeche el usuario las dimensiones minúsculas del captador de su cámara· mejor. Sobre todo teniendo en cuenta que, para una "resolución" dada (los "megapíxeles") puede indicarse, sin mucho género de duda, que la calidad de imagen será mejor si el captador es más grande. Dicho de otra forma: a igualdad de calidad del objetivo y del firmware, un captador de por ejemplo 8 Mp (megapíxeles) podría ofrecer menos calidad de imagen que un captador de 5 Mp que fuese de mayor tamaño.
Lo que es vital es el tamaño del punto, de cada pixel, a la hora de producir una imagen con una buena escala tonal, así como una buena sensibilidad, que no necesite de una alta amplificación de señal, con los riesgos que ello conlleva de aparición de ruído y "artefactos".
La principal razón de que los captadores sean tan pequeños es una razón de precio: los procesos de producción establecen una fatidica relación que hace que los captadores de tamaño generoso sean costosos. Desde luego, el empeño en miniaturizar las cámaras influye lo suyo, pero la razón principal, es "la otra".
Captadores pequeños suponen que la diagonal de su formato será igualmente muy pequeña, y puesto que existe una norma establecida que indica que "la focal de un objetivo normal o estandar ha de ser aproximadamente igual a la diagonal del formato", puede entenderse que las focales normales para esos captadores habrán de ser, forzosamente· muy cortas.
La consecuencia inmediata es que resulta muy problemático diseñar y fabricar objetivos angulares para los dichosos captadores de pequeño formato, pues deberíamos "meternos" en focales de·

Pero quizá es mejor que estudiéis la tabla para extraer vuestras propias conclusiones.
En la tabla aparecen los formatos nominales, los formatos reales (aproximados) la diagonal del captador, que es igual a la focal del objetivo recomendado como estándar. Para obtener, por ejemplo, el equivalente a un 28 mm (para nuestras cámaras habituales), sería necesario disponer de un objetivo, sobre la cámara, cuya focal fuese la mitad de esa diagonal. Por ejemplo, para un captador de 1/2,7", sería necesaria una focal de 3,32 mm.
En la última columna aparece un factor, que nos indica cuánto habría que ampliar la imagen creada por ese captador para conseguir una copia al mismo tamaño que partiendo de un negativo clásico de 24 x 36 mm.
Por otra parte, indicar que una buena parte de los captadores "de formato medio" que se van incorporando al mercado, son en realidad de un tamaño aproximado de 38 x 46 mm, relativamente pequeños igualmente.
Espero que lleguéis a interesantes conclusiones.

Tamaño nominal
Tamaño real (mm)
Diagonal (mm)
Factor de ampliación
1/4"
3,2 x 2,4   
4
10,81
1/3,6"  
4 x 3
5
8,65
1/3"
4,8 x 3,6
6
7,21
1/2,7"
5,3 x 4
6,64
6,51
1/2"
6,4 x 4,8
8
5,4
1/1,8"
7,2 x 5,4
9
4,8
2/3"
8,8 x 6,6
11
3,93
1"
12,8 x 9,6
16
2,7
4/3 ( Olympus System E)
17,8 x 13,4
22,28
1,94
"APS-C"
23,5 x 15,7
28,12
1,5
"APS-C" (Variación)
22,7 x 15,1
27,26
1,58
24 x 36 mm (Referencia tradicional)
24 x 36
43,26
1

Índice de Laboratorio Digital